Desde que empezamos a trabajar en turismo ornitológico a finales de los 90 teníamos, en la Comarca Miajadas-Trujillo, y en Extremadura en general, mucha tarea. Seguimos teniéndola a pesar de haber avanzado mucho (solo hay que echar la vista a esos años noventa). Entre todas las tareas que nos planteamos estaba una muy clara: “Desestacionalizar”  el flujo de visitante a nuestro territorio a observar (fotografiar) aves.

La temporada alta era claramente la primavera, casi el total de los turistas que venían a la Comarca y Extremadura lo hacían en abril y mayo fundamentalmente. Aún hoy día existe un claro sesgo hacia esos meses del año.

Extraído de www.cloudbirders.com/tripreport

Pero Extremadura y evidentemente la comarca Miajadas-Trujillo tienen dentro del recurso aves elementos suficientes (al menos por ahora, ya veremos dentro de unos años) como para hacer atractiva una visita fuera de esa temporada alta primaveral. Si bien es cierto que las especies estivales que viene procedentes de África para criar en nuestras tierras se marchan es igualmente cierto que las sedentarias se mantienen (en muchos casos aumentando sus población invernantes con individuos procedentes del norte), y además contamos con la llegada de especies que solo están por aquí en los meses más fríos, como pueden ser el caso de las grullas.

Datos extraídos de “ESTUDIO DE DEMANDA REAL DE TURISMO ORNITOLÓGICO EN EXTREMADURA”.

Sobre ese escenario de otoño-invierno con nuevos actores en nuestros campos y con la bendición de una climatología más que agradable si se compara con el resto de Europa se ha trabajado a fin de hacer visible esa posibilidad de viaje a los potenciales visitantes, sean turistas europeos o sean turistas nacionales.

Pero en esta entrada del blog queremos hacer una llamada no solo a esos dos periodos, más o menos largo, con presencia de especies estivales/sedentarias/invernantes sino a los tramos temporales más pequeños pero tan interesantes o más que se corresponden con los pasos.  En este caso y dada las fechas en las que estaos queremos remarcar lo interesante de salir a observar aves en estos días, finales de verano y principio de otoño.

Son días excepcionales para ver el movimiento de las aves que tenemos en el territorio, ver concentraciones de algunas especies que se reúnen para emprender el viaje al sur  y para ver “rarezas”: esas aves que normalmente no observamos y que solo son posibles ver de manera sencilla en estos pasos. En estos días en difícil no ver cantidades importantes de collalba gris, lavandera boyera, tarabilla norteña, bisbita arbóreo,  mosquitero musical, etc

3

Foto realizada por Manuel García Ortiz

En la imagen podemos ver una estampa de este domingo 18 de septiembre de las orillas del embalse del Búrdalo. En este caso un grupito de cigüeñas negras. El territorio Miajadas-Trujillo al igual que la mayor parte de Extremadura es un teatro para las aves que nos ofrece distintas obras, con distintos actores a lo largo de los 12 meses del año, tan solo hay que proponérselo y sacar “entrada” para disfrutar de los distintos espectáculos.

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone