Desde que empezamos a trabajar en turismo ornitológico a finales de los 90 teníamos, en la Comarca Miajadas-Trujillo, y en Extremadura en general, mucha tarea. Seguimos teniéndola a pesar de haber avanzado mucho (solo hay que echar la vista a esos años noventa). Entre todas las tareas que nos planteamos estaba una muy clara: “Desestacionalizar”  el flujo de visitante a nuestro territorio a observar (fotografiar) aves.

La temporada alta era claramente la primavera, casi el total de los turistas que venían a la Comarca y Extremadura lo hacían en abril y mayo fundamentalmente. Aún hoy día existe un claro sesgo hacia esos meses del año.

Leer más